NUESTRAS (MALAS) CONDICIONES DE TRABAJO

LAS CONDICIONES PREACARIZAN NUESTRO TRABAJO: EXIGIMOS DIÁLOGO PARA AVANZAR EN SOLUCIONES

Aulas frías, falta de materiales, deambular en busca de aulas, falta de baños, baños “privatizados” por los dueños de llaves, compañeras menstruando sin lugares limpios para higienizarse, accidentes en la clase, emergencias que no encuentran referente,  ascensores sin funcionar, falta de rampas, ratas o murciélagos en las aulas, violencia institucional, estudiantes con discapacidades en el aula que no sabemos cómo abordar y muchos otros son los motivos de padecimientos en el trabajo, padecimientos que pueden ser físicos o/y psicológicos.

Algunos de estos temas se resuelven con dinero que el ajuste no aporta; otros con diálogo entre autoridades y trabajadorxs en la Comisión Paritaria de Condiciones y Ambiente de Trabajo.

Nuestra organización viene comprometida con estos problemas y trabajando desde hace tiempo en la realización de encuestas, organización de cursos y capacitaciones; pero nada de esto resulta suficiente sin la voluntad institucional de avanzar al menos en aquellos temas que solo demandan diálogo.

Logramos luego de enorme insistencia la constitución y reunión de la Comisión Paritaria de Condiciones y Ambiente de Trabajo donde planteamos estas cuestiones resultado del Primer relevamiento. Hemos avanzado decididamente en aspectos como el de la precarización laboral y hoy tenemos los fondos para el pase a Interinatos. Pero los años de desinversión en educación fruto del ajuste llevan a que veamos crecer los problemas y los conflictos y entendemos que muchos evitables buscando mediante el diálogo las respuestas institucionales que hoy no llegan al aula.

Entendemos que el diálogo honesto y constructivo entre autoridades y gremio docente es ineludible en la construcción de una universidad inclusiva también para con sus trabajadorxs docentes, sobre todo en la etapa que se avecinaen la que se van a multiplicar las demandas urgentes que sin capacidad de resolverse en una sola acción,  corremos el riesgo de terminar en la multiplicación de conflictos.

Hoy nos encontramos nuevamente reclamando públicamente a las autoridades la CONVOCATORIA a la comisión paritaria de condiciones y ambiente de trabajo y sobre todo VOLUNTAD DE DIÁLOGO para que nuestra universidad sea inclusiva con las y los docentes que día a día la mantenemos en pie.