Esto (como todo) se resuelve con todxs

Si algo nos está enseñando esta pandemia es que nadie se salva solo o sola.

No es solo la disposición de aislamiento la que nos está cuidando sino la actitud solidaria del pueblo que se mantiene en sus casas y evita que circule este virus que ha cambiado la vida del planeta.

Luego de 4 años de desinversión en ciencia y tecnología, de desguazar al Estado y de destruir los vínculos solidarios, nuestro pueblo esta mostrando sus mejores herramientas, la solidaridad y la garra para enfrentar colectivamente la amenaza de la tragedia que hoy golpea a todos los países por igual.

En este contexto, la apelación para que quienes mas tienen hagan un esfuerzo mayor esta siendo resistido a fuerza de despidos, cacerolas y noticias que buscan romper el freno que el pueblo le está poniendo al virus.

Compartimos y aplaudimos este proyecto para que se haga realidad y nuestra sociedad cuente con mas fondos para enfrentar la enfermedad. El esfuerzo que está realizando las y los trabajadores del sistema sanitario merece que los apoyemos para que nada les falte, para que nada nos falte, para que nadie nos falte.