PLAN DE LUCHA POR LA DESPRECARIZACIÓN DOCENTE

¿Cuál es la situación de la UNAJ?

En la UNAJ hay mas de 1500 docentes, de los cuales 800 son contratados bajo la modalidad de “locación de obra” aunque dan clases cotidianamente algunos desde hace 8 años.

Los fondos para pagar estos sueldos provienen de la misma partida con la que se pagan los gastos corrientes (papel en los baños, internet, electricidad), las obras de mantenimiento de aulas, baños, etc. A diferencia de las partidas salariales, éstas no se actualizan con los acuerdos paritarios.

¿Qué pedimos?

Pedimos que los contratados sean incorporados a la carrera docente.

Exigimos igualdad, lo mismo que tienen todas las universidades: que cada docente cobre el sueldo de acuerdo a lo que indica la ley y nuestro Convenio Colectivo De Trabajo, es decir, con aportes previsionales que permitan acceder al Régimen del 82% móvil), con Obra Social, con ART, carrera docente, con aguinaldo, con cobro de títulos de posgrado.

¿Cuál es la urgencia?

La propia UNAJ. La planificación presupuestaria es anual lo que implica que la cuestión debe comenzar a ejecutarse en este año  tener decisión y resolución este año. La partida desde la que se pagan estos sueldos no se actualiza por acuerdos paritarios y en momento inflacionarios implica pedir mayor auxilio financiero al ministerio. Hemos tenido la experiencia en 2015 de 340 docentes sin cobrar un mes sin aviso previo, tuvimos 140 docentes sin cobrar por más de un año en 2018, siempre fue por demora o ausencia del giro financiero del ministerio.

Hoy, este ministerio acepta y acompaña, pero ¿qué pasará en el futuro? El avance de una derecha amenazante que en la UNAJ significa una amenaza de asfixia financiera que como en 2018 pone en peligro nuestra continuidad.

La solución debe tomarse ahora para que sea este mismo gobierno el que pueda institucionalizarla.

¿Por qué pedimos?

La persistencia de la precariedad ya no se aguanta más. Se incrementan los problemas de acceso a la salud, de ejercicio sin presiones de derechos básicos como la licencia por maternidad, la exclusión de la carrera docente de más de la mitad de los docentes no permite pensar ni organizar la formación docente, la investigación ni la vinculación.

Esta precariedad también golpea a la universidad con docentes que no pueden demostrar que lo son al momento de presentar proyectos, de pedir financiamientos…aunque estamos todos en el SIU, en el campus, calificamos estudiantes, es decir, trabajamos de docentes.

Avanzamos enormemente en la resolución del desborde de las comisiones que nos afectó fuerte en 2018 y 2019, los problemas con docentes no podemos volver a eso porque equivale a romper el fundamento del proyecto de universidad popular, inclusiva y de calidad.

¿Qué derechos se vulneran?

En la UNAJ somos 800 docentes que no tenemos ninguno de los siguientes derechos, y entre los más evidentes:

  • el aguinaldo,
  • los años para la jubilación por el régimen del 82% móvil,
  • la ART,
  • el acceso a los derechos de la carrera docente
  • al ascenso y la formación

Entre los menos visibles, en muchos casos deben negociarse en situaciones de micropoderes, el acceso a licencias por maternidad, por enfermedad, sin goce de haberes.

El derecho a poder demostrar que somos docente para alquilar, acceder a financiación bancaria, descuentos en museos, etc entre otros ejemplos.

¿Cómo nos organizamos para pedirlo?

Iniciamos un plan de lucha que incluye varias etapas:

Instalación del tema en la comunidad con volanteo y difusión

Acciones de visibilización masivas: volanteo al público, videos de difusión en las redes, discusión en las aulas

Visibilización pública con “Clasazo” en parque al lado del Mosconi . Esa semana coordinaremos los horarios en que confluiremos con nuestras comisiones a dar clases al aire libre.


POR TODO ESTO, EL MOMENTO DE ACTUAR ES AHORA

CUIDEMOS LA UNAJ, SUMATE VOS TAMBIÉN